Condenan a cinco años de prisión al heredero de Samsung.

Un tribunal de Corea del Sur condenó al jefe de facto del imperio empresarial Samsung, Lee Jae-yong, a cinco años de cárcel, culpable de sobornos y otros cargos de corrupción, muy por debajo de los 12 años que los fiscales habían pedido.

La condena penal es un duro golpe para Samsung, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo y el mayor conglomerado familiar de Corea del Sur, cuyas empresas se estima que representan alrededor del 15 por ciento de toda la economía del país.

El llamado “juicio del siglo” contra el heredero de Samsung de 49 años se ha apoderado de Corea del Sur durante meses y forma parte de un enorme escándalo de tráfico de influencias que derribó al gobierno de la ex presidenta Park Geun-hye.

El tribunal del distrito central de Seúl encontró al vicepresidente de Samsung Electronics culpable de dar sobornos para obtener el apoyo de la derrocada mandataria Park Geun-hye y también lo condenó por malversación de fondos, ocultando activos en el extranjero y perjurio.

Lee tiene derecho apelar la decisión, y uno de los abogados del heredero del conglomerado tecnológico, una gran empresa conocida como chaebols en Corea del Sur, dijo a periodistas que estaban seguros de que el fallo sería revocado.

Song Woo-cheo, el abogado de Samsung, señaló que el equipo legal del multimillonario apelará una sentencia de cinco años de prisión por soborno y otros delitos. Un máximo de dos apelaciones son posibles en el caso.

Deja un comentario