El atacante de Múnich se suicidó de un disparo ante la policía

El joven alemán-iraní de 18 años que ayer asesinó a nueve personas en un centro comercial de Múnich se suicidó de un disparo en la cabeza ante la policía, informaron hoy fuentes de las fuerzas de seguridad en la capital de Baviera.

Una patrulla de la policía tomó contacto con el presunto atacante, quien al ser interpelado por los agentes sacó su pistola, apuntó a su cabeza y disparó, indica la Policía, a través de un comunicado.

Cuando eso ocurrió, el atacante estaba a cierta distancia del centro comercial, donde se había producido el tiroteo unas dos horas y media antes.

Agentes de civil habían disparado ya anteriormente contra el joven, en el aparcamiento del centro comercial, pero resultó ileso y logró huir.

Hasta ahora, la policía había indicado únicamente que el atacante se había suicidado y que su cuerpo fue localizado a un kilómetro aproximadamente del lugar de los hechos, en una calle adyacente.

Deja un comentario