Fracasan los republicanos otra vez en su intento por reemplazar el Obamacare.

El presidente Donald Trump y el liderazgo republicano en el Senado sufrieron esta madrugada un nuevo revés en sus esfuerzos para derogar y reemplazar la Ley de Salud Asequible tras el rechazo de la última propuesta en una cerrada votación y tras dos días de debate.

La puja para aprobar una iniciativa, llamada “Skinny bill” por su escasa sustancia legislativa, fracasó luego que tres senadores republicanos se sumaron a la totalidad de los demócratas, negándole al liderazgo de su bancada la mayoría simple de 51 votos que requerían para su aprobación.

El voto final de 49 a votos contra 51 en contra constituyó el tercer fracaso de los republicanos en el Senado en menos de un mes para poder avanzar en una de sus principales promesas de campaña, ante el visible malestar del líder de esa bancada, Mitch McConnell.

“Claramente es un decepcionante momento”, dijo el senador por Kentucky ante el pleno del Senado poco después del dramático voto, que requirió la presencia en la cámara del vicepresidente Mike Pence, en caso de que se requiriera romper un empate.

McConnell defendió el voto a favor como el cumplimiento de la promesa de derogar y reemplazar la ley, conocida como Obamara, citando el incremento sustancial del costo de las pólizas y la reducción de opciones debido a que muchas empresas de seguros médicos han abandonado este mercado.

Empero la iniciativa presentada por McConnell y el liderazgo republicano derogaba apenas un par de las previsiones de la ley actual, como la obligatoriedad de tener seguro médico, dejando intacta casi la totalidad de la ley.

El senador por Arizona John McCain, uno de los tres republicanos que votaron en contra, había insistiendo en garantías de que la iniciativa no fuera presentada como ley, pero como un vehículo para mantener vivo el debate en el Congreso, y que fuera llevada a negociación más adelante.

Junto con McCain, las senadoras Lisa Murkowsky, de Alaska; y Susan Collins, de Maine, votaron también en contra de la iniciativa, como lo hicieron en los dos votos previos.

El voto dejó a los republicanos a mitad del camino hacia el cumplimiento de una de las principales promesas de campaña de Trump, quien hizo conocer su reacción a través de un mensaje en su cuenta de Twitter muy temprano.

“3 republicanos y 48 demócratas abandonaron a los estadunidenses. Como lo dije desde el principio, dejen que Obamacare se hunda, y entonces actúen. Atentos!”, escribió su primer mensaje de este viernes.

ijsm

Deja un comentario