“Mesopotamia” de la contaminación

La alta contaminación de los ríos Zula y Santiago crearon una ‘mesopotamia de la suciedad’ y se trata de Ocotlán, localidad que vive entre los sucios afluentes, y poco se ha hecho para revertir el fenómeno, expone el especialista en materia hídrica de la Universidad de Guadalajara, Arturo Gleason.

“Se quitan árboles, se tiende concreto, se convierten bosques en campos de cultivo, y ahora con la contaminación se apuesta a la muerte; la ONU tiene un horizonte entre 2030 y 2050 para un punto de no retorno”.

Ocotlán es una de las localidades que forzosamente deben sanear sus aguas residuales antes verterlas a la cuenca, sin embargo adeuda 10 mil millones por ese concepto, además que sus plantas tratadoras no funcionan a plenitud.

Juan Carlos Huerta Vázquez

Deja un comentario