Miles de romeros pasaron la noche fuera de la Basílica en espera de la Generala.

Como cada año, la devoción se ha hecho presente durante la Romería de Zapopan, miles de romeros pasaron la noche envueltos en cobijas en las inmediaciones de la Basílica en espera del retorno de la Generala, familias enteras con niños chiquitos y adultos mayores, vienen a pagar mandas sobre todo por motivos de salud.

“VENIMOS CAMINANDO DESDE CATEDRAL HASTA ACÁ, HACIENDO UNA MANDA DESCALZOS, PARA AGRADECERLE, QUE SALVÓ A MI HIJO DE ESTAR EN EL HOSPITAL EN COMA Y AGRADECERLE PORQUE TODO SALIÓ BIEN, LES GUSTA VENIR A VER LAS DANZAS, A PEDIRLE A LA VIRGEN, YA ESTAMOS ACOSTUMBRADOS, CADA AÑO ES LO MISMO”, ES POR MI HIJO, QUE ESTÁ BIEN, NACIÓ BIEN CHIQUITITO, Y SE ME LOGRÓ, PESABA UN KILO 200, ESTABA BIEN CHIQUITITO, PREMATURO, VENIR HASTA QUE ESTUVIERA BIEN MI HIJO”

Conforme pasan las horas poco a poco quienes durmieron en la Plaza de las Américas Juan Pablo Segundo van despertando y se van preparando para esperar a la Virgen, mientras, los integrantes de la Orden Franciscana a cargo de la Basílica, con cánticos y rezos se han encargado de animar a los presentes.

Haremy Reyes.

Deja un comentario