Reconocen leve retraso de La Tuneladora por reparaciones

Con un avance general de 70 por ciento de la obra de la Línea 3 del Tren Ligero y la Tuneladora La Tapatía a 180 metros de la Catedral de Guadalajara, el Director General del Centro SCT Jalisco, Salvador Fernández Ayala admitió que sí se generó un retraso menor en los trabajos de excavación de casi 15 días por reparaciones y para conseguir las piezas de refacción, aunque confió en que se puedan poner al corriente en el Plan de Trabajo.

“Estuvo suspendida el año pasado casi a finales porque sí efectivamente tuvo una avería mayor, un elemento que no se tenía el stock de refacciones aquí a la mano de obra, esta se tuvo que encontrar creo que en Estados Unidos y ahí fue donde se encontró, fuera de eso estamos dentro de los tiempos.”

El funcionario federal reconoció que de acuerdo al plan inicial de esta obra que tiene un costo de más de 21 mil millones de pesos, la Tuneladora ya debería de estar a la altura de la Catedral de Guadalajara, aunque insistió en que aún hay oportunidad de solventar estos retrasos.

Dijo esperar que el paso de La Tapatía por la Catedral de Guadalajara se genere en los siguientes 15 días, recordó que este proyecto ha generado 2 mil empleos directos y más de 5 mil indirectos.

Por otro lado descarta el Director General del Centro SCT Jalisco, Salvador Fernández Ayala que las vibraciones de la Tuneladora la Tapatía sean tan drásticas como han denunciado algunos vecinos de las zonas por donde ha pasado, sin embargo indica que la empresa constructora se hará responsable de las afectaciones en al menos las 21 fincas donde los dictámenes así lo han determinado, siendo la más grave, la Casa de los Perros.

“Ustedes ahorita que estén abajo van a percibir en el trabajo de la Tuneladora, que realmente no se siente la vibración, la Tuneladora tiene una longitud de 110 metros y un diámetro de 11.3 metros, entonces ustedes van a estar prácticamente a 110 metros de la punta de la Tuneladora y van a percibir que no hay prácticamente ninguna vibración, lo cual lleva a que efectivamente, tanto SITEUR como la SCT llevamos cuantificados y reconociendo que hay 21 fincas que pudieron haber tenido una afectación directa por el efecto de la Tuneladora.”

Agregó que especialistas de la UNAM ya trabajan en los dictámenes de los daños en la Casa de los Perros o el Museo del Periodismo para determinar las acciones que se deben de seguir y si las fisuras fueron resultado de las obras o del paso de la Tapatía.

HAREMY REYES

Deja un comentario