Pide Aristóteles, políticas públicas que garanticen los derechos humanos de migrantes.

Al participar en Puerto Vallarta en la Cumbre de la ONU Pacto Mundial para la Migración Segura, Regular y Ordenada, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray aseguró que la política migratoria está enfocada en el respeto a los derechos humanos y afirmó que van a la baja la cantidad de migrantes sudamericanos en el país.

“EL AÑO PASADO MÉXICO RETORNÓ A SUS PAÍSES, NO RETORNAMOS A LA FRONTERA, LOS RETORNAMOS HASTA SU LUGAR DE ORIGEN, POCO MÁS DE 200 MIL MIGRANTES, ESTE AÑO LAS CIFRAS SON CONSIDERABLEMENTE INFERIORES, AL 14 DE NOVIEMBRE LA CIFRA QUE NOS REPORTA LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN ES DE ALREDEDOR DE 83 MIL MIGRANTES, ES DECIR, SON NÚMEROS INFERIORES A LOS DEL AÑO PASADO.”

Hace un llamado, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en el marco de los trabajos rumbo al Pacto Mundial por la Migración, a desde lo local, generar políticas públicas que garanticen el respeto a los derechos humanos, destacó que este fenómeno genera crecimiento social y económico a las naciones.

“ES DESAFÍO ES AHORA PONER EN MARCHA DESDE LAS CIUDADES, DESDE LOS ESTADOS, ACCIONES REALES VINCULADAS CON LO QUE SE PLANTEARÁ EN EL PRÓXIMO ACUERDO, PARA PERMITIR A LA MIGRACIÓN CONVERTIRSE EN UN VERDADERO PILAR DE DESARROLLO SOSTENIBLE A ESCALA GLOBAL.”

Destacó que desde un entorno subnacional se buscará y convocará al hermanamiento de gobiernos estatales que generen soluciones para darle al migrante el empoderamiento y las condiciones justas en su retorno o tránsito a su destino.

A pesar de la salida de Estados Unidos de este pacto mundial, se busca avanzar para concretarlo el próximo año. La iniciativa impulsada por México y Suiza en septiembre de 2016 fue respaldada por el entonces mandatario estadounidense, Barack Obama, y calificada por la ONU como uno de los mayores retos de la organización para el año que viene.

“En un momento crítico como el que vivimos ahora, cuando muchos comienzan a culpar a los extraños de sus problemas y a usar ese pretexto para obstaculizar la movilidad de las personas, es necesario detener la oscilación y, de una vez por todas, dar a la migración el valor humano que tiene en realidad”.

Haremy Reyes.

Deja un comentario