Arranca el Nuevo Modelo Educativo.

La memorización como técnica de aprendizaje en las escuelas de nivel básico quedó atrás, a partir de este ciclo escolar 2017-2018, iniciaron las primeras estrategias para que los alumnos analicen lo aprehendido y tengan la capacidad de entenderlo, “aprender a aprender”, se le llama.

Este objetivo es uno de varios que integran el Nuevo Modelo Educativo, presentado en marzo del presente año, como parte de las 12 iniciativas que representaron el Pacto por México, la Reforma Educativa, en diciembre de 2012.

Tras una rápida aprobación en el Congreso de la Unión al inicio de la presente administración, para febrero de 2013 la Reforma Educativa ya era constitucional, al haberse aprobado por la mayoría de los congresos locales.

En septiembre de ese año se promulgaron las tres leyes secundarias que darían el marco jurídico al Nuevo Modelo Educativo, la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente.

A partir de este momento, y salvando la protesta de una parte del magisterio, integrado principalmente en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se inició con la evaluación a maestros, el desarrollo de planes y nuevos materiales de estudio.

Así también, hubo cambios en la titularidad de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que inició con Emilio Chuayffet Chemor, y el relevo por parte de Aurelio Nuño Mayer, el 27 de agosto de 2015.

Con el inicio del ciclo escolar 2017-2018, 25.8 millones de estudiantes de educación básica, preescolar, primaria y secundaria, empezaron a conocer y poner a prueba estrategias como la Equidad e Inclusión, planes y programas de estudio, libros de texto acordes al modelo y el fortalecimiento y transformación de las escuelas.

Pero, la aplicación del Nuevo Modelo Educativo será gradual, y en partes, iniciando, ya con toda la estrategia completa, en el ciclo 2018-2019, en preescolar, primero y segundo de primaria, y para el ciclo 2019-2020 en tercero, cuarto, quinto y sexto de primaria.

 

Deja un comentario