Ataca a sacerdote capitalino por órdenes de Alá.

El párroco Miguel Ángel Machorro, fue herido con un arma blanca, en el interior de la Catedral Metropolitana capitalina, la tarde de este lunes, cuando oficiaba misa, esto por un sujeto que dijo ser un artista de nacionalidad estadunidense y que actuaba por órdenes de Alá.

La agresión se registró dentro de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, al término de la misa oficiada por el cura agredido, y cuando los feligreses empezaban a retirarse del templo.

El agresor, que estuvo durante la homilía entre los feligreses, se levantó de su asiento, tomó al cura y lo atacó con el arma en el cuello.

El hombre de 28 años, quien -según la Procuraduría- dijo llamarse John Rock Schild, usó una navaja.

Cuando el cura cayó al suelo su agresor le clavó la navaja en el tórax, mientras los feligreses pedían el apoyo de policías auxiliares.

Al ver a los uniformados, el atacante soltó el arma y se entregó. Declaró que atacó al sacerdote por órdenes de Alá y pidió ver a EPN.

Un policía que se encontraba dentro del lugar logró interceptar al agresor con la ayuda de algunos feligreses, luego de que el padre cayera inconsciente.

Paramédicos de la Cruz Roja y ERUM arribaron al lugar y auxiliaron al sacerdote de 55 años, al que trasladaron al helipuerto de Tlaxcoaque para llevarlo a un hospital abordo de un helicóptero.

El joven detenido por lesionar a al padre de la Catedral Metropolitana rindió declaración ante el Ministerio Público.

El imputado ha proporcionado al menos tres nombres falsos, pero refirió llamarse John Rock Schild ante las autoridades que lo detuvieron y lo procesan por los hechos. Alegó ser ciudadano francés y después estadunidense, aunque habla perfectamente español, revelaron funcionarios de la Agencia Central de Investigación (ACI).

Por lo pronto, el agresor está arrestado por homicidio en grado de tentativa, sin que en ningún momento haya negado atacar al religioso.

El Jonh Schild detenido ayer tiene parecido con un pederasta arrestado en 2013 por utilizar internet para intentar contactar a niñas de 12 años con fines sexuales. La policía de Florida lo arrestó a través de una trampa tendida en la red. La ficha de detención incluso señala que se trataba de “John R. Schild”. Al cierre de esta edfición no había más información para verificar que se trata de la misma persona.

La Arquidiócesis Primada de México condenó el brutal ataque al padre Machorro; él estaba por concluir un servicio religioso en el recinto católico al filo de las 18:00 horas,  cuando fue atacado por un sujeto, por lo que, por instrucciones de las autoridades religiosas, el párroco fue trasladado al Hospital Ángeles Mocel.

El subdirector de prensa y radio de la Arquidiócesis de México, José de Jesús Aguilar Valdés, detalló que las autoridades de la Policía Federal que resguardan las instalaciones de la Catedral Metropolitana detuvieron al atacante.

La Arquidiócesis destacó que algunos testigos señalaron que el agresor tomó por el cuello al sacerdote e intentó degollarlo, y fracasó en su intento, gracias a que el padre Miguel Ángel pudo librarse, aunque fue herido cerca del pulmón con un objeto punzocortante.

En conferencia de prensa nocturna, Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos de México destacó que el sacerdote está con vida, aunque “se debate entre la vida y la muerte”.

En cuanto al detenido, puntualizó que se desconoce su nacionalidad, ya que se reservó su derecho a declarar”.

Asimismo, puntualizó que los derechos humanos del atacante están garantizados, aunque se cuenta con todas las pruebas para acreditar su probable responsabilidad y la sujeción a proceso por el delito de tentativa de homicidio, además del delito civil, hay un delito canónigo que se denomina agravio.

En este sentido, aseveró que se llegará hasta las últimas consecuencias”. La Catedral cuenta con sistema de video vigilancia que se instaló a raíz de la visita del Papa Francisco en febrero de 2016.

Acompañado por Ricardo Valenzuela, sacristán mayor de la Catedral, el abogado de la Catedral,  refirió que de momento las medidas de seguridad no se modificarán, aunque habrá que esperar, abundó, a lo que digan las autoridades de seguridad, empero, de momento, sostuvo “el llamado a la gente es que vengan a la Catedral.

Este es un hecho aislado, dijo, en la Catedral, se han registrado 29 incidentes violentos, aunque nunca se había tenido una agresión contra un sacerdote, como es el caso actual, del padre Machorro quien celebraba en el altar mayor en nombre del señor cardenal, sin embargo, el dispositivo de seguridad funcionó perfectamente, prueba de ello es que el presunto responsable está detenido y el sacerdote está vivo.

 

-Agencias

Deja un comentario

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com