Maestros madrugan y llegan hasta el Zócalo

Mientras un grupo de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se concentraba en el Hemiciclo a Juárez para llevar a cabo un supuesto mitin, otros profesores de la disidencia llegaron en operación hormiga al Zócalo de la Ciudad de México, donde lograron concretar una manifestación, ocasionando el cierre de la Aldea Digital y la sorpresa de transeúntes.

Luego de casi tres años que no pisaban la Plaza de la Constitución, la Sección 9 de la CNTE logró filtrarse de manera discreta, ingresando por grupos pequeños, de modo que ya en el sitio se agruparon y lanzaron consignas para exigir solución a sus demandas.

Desde ahí y con megáfono en mano, Enrique Enríquez, dirigente de la Sección 9 de la CNTE en la Ciudad de México, detalló que si bien la mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación no se ha roto, el magisterio disidente no ha encontrado solución a la exigencia principal, que es la abrogración de la Reforma Educativa.

Después de las 10:00 horas de ayer jueves, la coordinadora inició esta protesta con alrededor de 2 mil maestros, quienes dieron dos vueltas alrededor de la plancha del Zócalo para luego dirigirse a la Plaza de Santo Domingo frente a la Secretaría de Educación Pública, donde llevaron a cabo un mitin con el que concluyeron las movilizaciones de ayer.

A pesar de la negativa del gobierno capitalino a que la CNTE se manifieste en el corazón del Centro Histórico, la coordinadora logró concentrarse en este espacio simbólico por un lapso mayor a tres horas.

Este logro, como lo calificó la CNTE, fue gracias a que llegaron en operación hormiga, pues desde el 13 de septiembre de 2013 la disidencia magisterial no se manifestaba en el Zócalo de la Ciudad de México, luego del desalojo que realizó la Policía Federal contra los maestros de la coordinadora que llevaban dos meses de plantón en la Plaza de la Constitución.

En aquella ocasión, más de 10 mil profesores ocupaban dicho espacio, especialmente, los de la Sección 22 de Oaxaca, quienes se instalaron a mediados de julio de 2013 y mantuvieron su campamento casi dos meses, afectando establecimientos mercantiles y ocasionando que la estación del Metro Zócalo estuviera cerrada.

Ayer, la Sección 9 de la CNTE logró colarse, pero su estancia fue breve, pues en las inmediaciones de la plancha del Zócalo capitalino permanecieron a la expectativa elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

Deja un comentario