No van, no aportan, pero si cobran.

Un reporte elaborado por la Cámara de Diputados que registra el nivel de ausentismo e inactividad por parte de los legisladores en San Lázaro, destaca que en cada sesión no asisten un promedio de 130 de los 500 representantes populares que conforman el pleno del órgano legislativo.

El estudio expone que tanto el quórum inicial para que se pueda dar inicio a las sesiones, como también los registros del tablero electrónico de votaciones, apenas conforman un total de 370 asistentes en cada votación y apunta a que al menos uno de cada siete diputados presenta justificantes a 10 faltas o incluso más, al año.

Incluso se asevera que al menos uno de cada siete diputados presenta justificantes a 10 faltas o incluso más al año, lo cual –de acuerdo con los días que trabaja en el pleno de San Lázaro: sólo los martes y los jueves– arroja más de un mes ausentes en el Palacio Legislativo.

Los resultados muestran que de los 500 legisladores, 82 de ellos no han presentado ninguna iniciativa a ya casi 20 meses de iniciada la LXIII Legislatura.

El estudio expone que son  57 diputados del PRI inactivos, 12 del PAN, 7 del PVEM, 7 del PRD, y uno de Nueva Alianza.

No está de más hacer mención de que el Congreso de la Unión únicamente trabaja 7 meses al año, y 5 meses están en “receso legislativo”, además de están expuestos a posibles periodos extraordinarios que pueden llegar a ser acordados por los partidos.

Sin embargo, los legisladores gozan de salarios, seguros y todo tipo de prestaciones los 365 días del año.

Deja un comentario