Ahora se podrá detectar la enfermedad del ojo seco de una forma económica y sencilla.

Científicos de la Universidad Politécnica de Madrid han desarrollado un biosensor óptico con un método de lectura sencillo, rápido y económico que permite la detección in vitro de material biológico. Gracias a su utilización, los investigadores han conseguido resultados muy prometedores para el diagnóstico de la enfermedad del ojo seco.

Esta tecnología consiste en un dispositivo óptico de lectura Point-of-Care (PoC) que permite detectar in vitro concentraciones muy pequeñas de material biológico de manera rápida y económica.

Los primeros ensayos parecen indicar su efectividad para el diagnóstico de ojo seco con una lágrima del paciente. Además, su uso podría aplicarse a otras enfermedades e incluso extenderse a otros ámbitos como el de la agricultura y la alimentación.

La ventaja del nuevo dispositivo es que es portátil, de modo que puede desplazarse en una consulta médica, además es de fácil manejo, por lo que puede ser manipulado por personal no necesariamente calificado, lo que reduce considerablemente los tiempos de espera.

El método de lectura que este dispositivo PoC utiliza, está basado en el cambio de propiedades ópticas de los sensores cuando se añade material biológico de modo que tan solo monitorizando la respuesta espectral de la luz reflejado se puede determinar la cantidad de moléculas biológicas existentes en la superficie.

Deja un comentario