Los tatuajes con sonido ya son una realidad.

El tatuador Nate Siggard desarrollo una aplicación para celulares que permite escuchar las ondas de sonido que tatúa sobre la piel de sus clientes.

El proceso del tatuaje es más sencillo de lo que parece, el cliente graba el sonido que quiera tatuarse, lo manda a la página de Skin Motion y elige a la persona que quiera que realice su tatuaje.
Por el momento solo se puede grabar un minuto como máximo, pero aseguran que se sigue trabajando para que pueda durar un poco más.

El sonido que el cliente manda se convierte en un dibujo de ondas sonoras que terminan por plasmarse en la piel. Basta con que se pase el celular con la aplicación sobre el tatuaje para que el sonido que esconden las ondas pueda ser revelado y escuchado por todos.

La idea de esta tecnología comenzó con una simple pregunta que hizo la novia del creador: “¿No sería genial poder escuchar un tatuaje?”. Esto ocurrió luego de que uno de sus amigos se tatuara la primera línea de Tiny Dancer de Elton John.

Deja un comentario