La seguridad a la hora de jugar con los spinners

 

Tras escuchar sobre los casos en los que varios fidget spinners explotaron mientras se estaban cargando, la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos presentó reglas que deben seguirse tanto para los fabricantes como los compradores de populares juguetes.

Para los usuarios, se recomienda que ningún tipo de spinner sea colocado en la boca o cerca de la cara y no dejar jugar a los niños menores de tres años con uno.

Para los creadores, la comisión dicta que los spinners necesitarán un certificado de producto para niños, el cual pide que el juguete no tenga partes que presenten riesgo de asfixia y no contengan pintura de plomo.

Según la doctora Gabriella Cardone, quien trabaja en el departamento de emergencias pediátricas del Health Science Center de la Universidad de Texas en Houston y que ha atendido muchos casos de asfixia en niños por estos juguetes, un buen parámetro para determinar si un juguete u objeto puede representar un peligro para el niño es compararlo con el diámetro del hueco de un rollo de papel higiénico. Si es más pequeño, entonces puede caber en su boca y hay riesgo de asfixia.

 

Deja un comentario