Retiran latas de La Costeña, empresa descarta afectaciones

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) retiró del mercado más de 12 mil latas de la marca La Costeña, con el fin de someter los contenidos a pruebas de laboratorio.

Miguel Ángel Ordoñez, titular del organismo, explicó que la medida se tomó por el presunto incumplimiento de la empresa, de diversas disposiciones de carácter higiénico y operativo, además de iniciar una averiguación en la planta ubicada en el municipio de Ecatepec.

En conferencia de prensa, el titular de la Coprisem, indicó que por el momento el lote que fue señalado como posible afectado aún no sale a la venta.

El director general de La Costeña, Rafael Celorio, descartó afectaciones en las ventas de la empresa, luego de la foto difundida en redes sociales en la que se aprecia a dos empleados de una planta que al parecer orinaban sobre chiles.

En conferencia de prensa, negó que los ahora ex trabajadores hayan orinado sobre los chiles jalapeños y aseguró que ello ya fue confirmado la víspera por la Comisión para la Prevención de Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), que realizó una inspección a las instalaciones.

Señaló que el departamento legal de la empresa analiza si abrirá un proceso para fincar responsabilidades contra las dos personas que dejaron de laborar en la compañía el pasado 4 de julio, dos días después de que la foto empezara a circular en las redes sociales.

Dijo que aunque esta situación no ha impactado en las ventas de la empresa, sí perjudicó la confianza de los consumidores y el ánimo entre sus trabajadores.

En este sentido, afirmó que en los más de 90 años de historia de la compañía no se había suscitado un hecho similar, por lo que buscarán dar una mayor capacitación a sus colaboradores.

El directivo sostuvo que por temas de seguridad, los trabajadores de La Costeña tienen prohibido usar relojes, joyas o teléfonos en las plantas, y aseguró que el despido de las dos personas fue por el uso del smartphone.

Mencionó que actualmente cuentan con unos tres mil 500 trabajadores, pero en la época de chiles contratan a alrededor de 300 personas temporales para la descarga del producto.

El directivo de la compañía fabricante de alimentos enlatados afirmó que todos los trabajadores temporales reciben un entrenamiento previo a su entrada a la línea de producción, aunque admitió que la falta de conocimiento de las normas pudo generar el descuido que derivó en esta problemática.

 

Deja un comentario